Vivir la vida SANA: Perdonar, sonreír, amar




Perdonar… sonreír… AMAR… y no amargarse por nada ni por nadie.
¡La vida es bella! AMATE. 
Si uno no se ama, nadie nos amará. No se puede vivir dando lástima. Sí podemos sentir compasión y amor compasivo por aquellas personas que amamos y vemos sufrir.
Es casi una obligación para con uno mismo saber PERDONARSE, perdonar y saber pedir perdón. Quien no tiene la capacidad de vivenciar el perdón se enferma.
Observemos a las personas que padecen alguna enfermedad, y analicemos si tuvieron la capacidad de perdonarse y sanar su alma, con amor puro sin rencores, ni cosas dolorosas del pasado…
No vale la pena amargarse por nada ni por nadie.
Hay que aprender a perdonar y olvidar. ¡SOLTAR!
Para ser feliz hay que soltar todo lo que no sume y reste.
La felicidad comienza en uno mismo. Es un largo camino… SER FELIZ! Comencemos por sonreír… SONRIE!
Y demos GRACIAS por la vida.

¡Es CRECIMIENTO PERSONAL y ESPIRITUAL es tu decisión!
Patricia Gallardo





Bienestar y Vida Sana®
Twitter @BienestarY_Vida  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Perdón de Fin de Año, sana y libera

Conectando a tu diosa interior

Abre tus sentidos: CONECTATE con tus EMOCIONES.